Son elementos indispensables para el crecimiento y la construcción de tejidos y órganos. Las proteínas son sustancias orgánicas que contienen carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.
Están compuestas de aminoácidos, sus unidades más simples, algunos de los cuales son esenciales para nuestro organismo; es decir, que necesariamente han de ser ingeridos junto con la dieta, ya que el cuerpo no es capaz de producirlos por sí solo.