El famoso IMC (Índice de Masa Corporal). Cómo nos trae de cabeza a más de uno y una ¿verdad? Que si yo mido tanto y es un kilo por centímetro a partir del metro, que si la complexión delgada o gruesa cambia la fórmula, que claro todo depende del metabolismo… Al final, ni índice ni dieta o control de proteínas e hidratos de carbono, se nos va de las manos

¡Pero cómo apetece una tortillita! ¿Puede haber algo más español y más tradicional? Es de lo primero que damos a probar a los extranjeros que quieren conocer España, la preparamos en casa en reuniones familiares, la tomamos en el bar a media mañana con el café o por la tarde, cuándo la frase “una cerveza y un pincho de tortilla” se hace omnipresente en cada esquina del país. Por eso

¿De qué depende que un alimento tenga más o menos calorías? Esta es la gran pregunta. Dietas especiales, programas nutricionales, perder peso específico o ganar kilos. Consumir y quemar calorías según nuestra actividad de forma equilibrada es el rompecabezas de todo el que se quiere cuidar. Y en Lunch&Dinner lo sabemos. Por eso siempre cuidamos el proceso de cocinado de los productos, los ingredientes… con un nutricionista especializado. Hoy hablamos

Hoy vamos de clásicos. Y no nos referimos al del empate del domingo, que también fue bueno, si no a un plato que en Madrid, y en el resto de España, gusta y mucho desde tiempos inmemoriales: el COCIDO MADRILEÑO. Sí señor. Tan chulo él como la capital. Por eso no podría faltar en Lunch&Dinner, donde ya puedes tomar un magnífico cocido madrileño de toda la vida, cocinado como en

Pescadito bueno, sano  y rico. Seguro que durante este recién acabado verano has dado buena cuenta de él. El que más o el que menos, ya sea casa, en un chiringuito de playa o en un restaurante, se ha dado el gusto. Y es que apetece y además es necesario para una alimentación variada, sobre todo con el calor pues es más ligero y abundante en zonas cercanas al mar