¡Pero cómo apetece una tortillita! ¿Puede haber algo más español y más tradicional? Es de lo primero que damos a probar a los extranjeros que quieren conocer España, la preparamos en casa en reuniones familiares, la tomamos en el bar a media mañana con el café o por la tarde, cuándo la frase «una cerveza y un pincho de tortilla» se hace omnipresente en cada esquina del país. Por eso en Lunch&Dinner hemos sacado una nueva línea de tortillas elaboradas cada día de forma tradicional: clásica, con chorizo y pimientos o con espárragos. Elige la que más te guste.

Hoy, para celebrarlo, vamos a conocer un poco mejor a este símbolo nacional que lleva en nombre de España allí dónde se prueba. Orgullosos de la tortilla, sí señor.

Historia de la tortilla

La tortilla de patatas, también llamada tortilla española, es una tortilla, es decir “una fritada de huevo batido” y patatas… En las crónicas de Indias se tiene documentado que en 1519 ya se conocía la tortilla de huevo tanto en Europa por los conquistadores españoles como en América al menos por los aztecas, quienes la preparaban y vendían en los mercados de Tenochtitlán.

La papa, o patata, es una planta originaria de América del Sur, y fue conocida por los españoles de m ano de los Incas. Los Incas llamaban a la planta papa en quechua. La similitud de la papa con la batata favoreció que en el siglo XVII en España llamaran patata a la primera.

El primer documento conocido en el que aparece una referencia a la tortilla de patatas es navarro. Se trata de un anónimo dirigido a las Cortes de Navarra en 1817, en él se explican las míseras condiciones en las que viven los agricultores comparándolos con los habitantes de Pamplona y  de la Ribera Navarra. Después de una larga enumeración de los míseros alimentos tomados por los montañeses aparece la siguiente cita:

“ … dos o tres huevos en tortilla para cinco o seis, porque nuestras mujeres la saben hacer grande y gorda con pocos huevos mezclando patatas, atapurres de pan u otra cosa….”

La leyenda dice, que fue el general Tomás de Zumalacárregui quien, durante el sitio a Bilbao, inventó la tortilla de patatas, como un plato sencillo, rápido y nutritivo con el que saciar las penurias del ejercito carlista. Otra versión de la leyenda afirma que lo inventó una anónima ama de casa navarra, en cuya casa paró el mencionado Zumalacárregui. La señora, que era pobre y lo único que tenia eran huevos, patatas y cebolla, acabó haciendo un revuelto con todo ello, revuelto que gustó mucho al general que luego la popularizaría.

Recientemente, el libro «La patata en España», Historia y agro ecología del tubérculo andino escrito por Javier López Linaje, del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC, sitúa el origen de la tortilla española en la localidad extremeña de Villanueva de la Serena. El citado libro contiene datos concretos que hablan de la tortilla de patatas en esta localidad unos veinte años antes de las primeras menciones en la leyenda tradicional.

Otras variantes: Una variante es realizar la tortilla sin huevo. Se realiza con una mezcla de harina y agua o leche en sustitución del huevo. Dicha alternativa fue puesta en práctica en España durante la época de escasez que sucedió a la Guerra Civil de 1936. Durante la Guerra Civil española se popularizó también la falsa tortilla de patatas, hecha con peladuras de naranja en vez de patatas. Actualmente la consumen los ovo vegetarianos.  En la cocina gaditana existe una tortilla de huevo con patatas ralladas denominada: tortilla gaditana.Pero en Lunch&Dinner, nos gusta lo tradicional, con un toquecito; nuestro toquecito…tendrás que probrarla…

Acércate ya tu Lunch&Dinner más cercano y prueba nuestra clásica tortilla española con cebolla, así como las nuevas propuestas de tortilla de patatas con espárragos, así como la de patata, chorizo y pimiento rojo…… Hummmmm! Que hambre!