«¡Mmm! ¡Chocolate! Qué rico por favor. Anda, dame una onza…»

Esta frase o pensamiento, más que menos, lo hemos tenido todos/as desde pequeños y de adultos. Claro que siempre controlando para no engordar, en una lucha interna entre el placer y la salud… Pues bien, parece que el placer le va ganando terreno a la salud. Y es que fuera del cuidado en la cantidad de consumo para no engordar, el resto de efectos son más beneficiosos de lo que pensábamos.

Un nuevo estudio sugiere que comer cantidades moderadas de chocolate podría reducir el riesgo de ictus, o accidente cerebro vascular, también conocido como apoplejía, entre otros beneficios. Los investigadores controlaron a más de 37.000 varones durante más de diez años, y hallaron que a los que más chocolate comían tenían un riesgo de ictus un 17% más bajo que los que nunca lo comían.

Ya se habían relacionado los flavonoides del chocolate con un menor riesgo de enfermedad cardiaca y un mejor rendimiento mental. Se pensaba que podrían proteger de la enfermedad cardiovascular através de factores antioxidantes, anticoagulantes y antiinflamatorios, o mediante una reducción del colesterol.

Aún así, hay voces que dicen no estar seguros al 100%: “Hay que ser muy cauto con estos tipos de estudios observacionales”, señaló el Dr. Richard Libman, neurólogo del Instituto de Neurociencias Cusching en Manhasset, Nueva York. Aunque la investigación muestra una asociación entre el consumo de chocolate y una reducción del ACV, no muestra causalidad. “No es posible concluir de este estudio que el chocolate provoque un menor riesgo de ACV”; enfatizó Libman.

Más beneficios:

Otro experto concuerda en que el chocolate, consumido con moderación, parece ayudar al corazón. “Hay una clara evidencia investigativa que indica que el chocolate, y en particular el chocolate negro, tiene un efecto de protección cardiaca” señaló el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la facultad de Medicina de la Universidad de Yale. La evidencia favorece el consumo del equivalente de más o menos una onza al día de chocolate con un contenido de cacao de 60% o superior”“Los factores de riego de la enfermedad cardiaca y el accidente cerebro vascular son muy parecidos, así que es lógica que ese beneficio incluya al ictus” apuntó.

Pero dejémonos ya de enfermedades y posibles beneficios del chocolate, y vayamos a lo bueno: lo rico rico que está!

Lunchanddinner, pensando ya en las próximas fiestas que cada día están un poquito más cerca, ya está preparando los packs de navidad y por ello os presenta un pequeño gran adelanto: Nuestras tabletas ChocoméLos podrás comprar individualmente o degustarlos en algunos de nuestros packs que os presentaremos la semana entrante. Espectacular imagen, con exquisitas combinaciones de aromas y sabores. Chocolate Callebaut con las más acertadas combinaciones: Pistacho de Bronte, avellanas de Sicilia, frutas liofilizadas de Alemania, flores comestibles de Francia, Oro comestible de Florencia….

Si te animas a probarlas, estas son las instrucciones pertinentes: rómpase un trocito de la tableta y escuche el sonido; el característico crujido y el delicado brillo del buen chocolate es debido a la estructura cristalina de la manteca de cacao. Pasados unos segundos nuestro chocolate empieza a derretirse  en la mano. La razón es que nuestros productos solo contienen manteca de cacao 100% y no están mezclados con ninguna otra grasa vegetal. Ahora ponga el trozo de chocolate en su boca y déjelo sobre su lengua hasta que empiece a derretirse. Saboree los ingredientes  desde el primer mordisco. Por fin notará lo largo que dura cada aroma en la boca…..

¿Siente la sensación?… Disfrútala con Lunch&Dinner.