Pasó la Noche Buena, pasó la Noche Vieja…  ¡y casi ya la Navidad! La mayoría de la gente comenzó a trabajar ayer. En muchas provincias españolas las familias se despiden para volver a sus ciudades y reemprender sus actividades. Hasta el año que viene, «vuelta a casa por Navidad». Pero el cambio de ley sobre las festividades que se promulgó durante el pasado año 2012 nos trae una sorpresa. Y es que el lunes 7 es fiesta y por lo tanto la vuelta se hace más «light» gracias a un puente largo hasta el martes 8 que comienza esta misma tarde tras la jornada laboral. La última oportunidad para muchos de estar con los suyos, un descanso para hacer la vuelta más llevadera para otros y la máxima ilusión de millones de niños. ¡Llegan los Reyes Magos! Y por supuesto, ¡el tradicional roscón de reyes!

HISTORIA:

Puede que los reyes sean de oriente, o como hace poco Benedicto XVI ha dicho, quizás fueran andaluces (tartesos, pueblo situado por la zona de Sevilla, Huelva y la parte occidental de Andalucía). Pero, ¿de dónde viene el roscón? Porque no nos imaginamos a Melchor entrando en el portal de Belén con un rosco relleno de nata y figuritas dentro ¿verdad? Hoy queremos saber más sobre su origen, así que antentos a su historia que no tiene desperdicio.

El origen del roscón parece estar relacionados con las saturnales romanas, aunque en la actualidad algunos lo relacionan con una representación complementaria y comestible de la corona de adviento, aún cuando la tradición de la corona de adviento es muy posterior en España, lo que hace muy dudosa esa relación. Estas eran fiestas dedicadas al Dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos, se elaboraban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía un haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano. Desde los romanos existían juegos del haba en la península ibérica.

Tradición de la rosca de reyes

Julio Caro Baroja recoge en su obra “El Carnaval” dos testimonios del siglo XII sobre el Roscón de Reyes o el Rey de la Faba; el primero corresponde al Reino de Navarra, donde en 1361, se designaba Rey de la Faba al niño que encontraba el haba en el roscón –como en la actualidad-; el segundo testimonio corresponde  a Ben Quzman, poeta andalusí, quien en su Cancionero describe una tradición similar con una torta.

Fue finalmente el rey Felipe V quien introdujo el roscón. A través de los años este pastel se fue convirtiendo en una de las tradiciones de Navidad mas populares.

En Francia toman le Gateau des Rois, que es idéntico a nuestro roscón y la Galette des Rois propia del norte del país. Es muy probable que de la tradición española derive la tradición del Tortell de Reis. En cualquier caso, la popularidad del roscón de Reyes en el conjunto de España es relativamente reciente y en algunas zonas coma la Comunidad Valenciana, de pocos años.

El pastel tiene forma de rosca, más o menos imitando una corona real, cubierta de frutas escarchadas, que semejan las joyas de la corona y tenía escondida en su interior una pequeña sorpresa, a veces de gran lujo y valor.

En la actualidad, la persona que recibe en su pedazo de Roscón la figurita, queda protegido durante todo el año; en cambio el que recibe el haba tendrá que pagar el postre navideño…

Lo dicho, vamos a disfrutar de lo poquito que queda, que la Navidad se nos está yendo de las manos. Disfruta y saborea este exquisito resultante de una tradición conservada a lo largo de tantos años y que gusta tanto a pequeños como a mayores. Y cuándo te lo hayas comido, ven a Lunch&Dinner a seguir disfrutando de nuestros productos. ¡Feliz Reyes Magos!