Hemos descansado, salido, cantado villancicos y comido el chocolate. Nos volvió a encantar el turrón y los polvorones, el champagne y las uvas. Disfrutamos de comidas y cenas copiosas junto a familia y amigos, y recibimos invitados (o lo fuimos) en muchas casas españolas. Despedimos 2012 con alegría y recibimos 2013 brindando. Pero ahora que las fiestas navideñas han acabado, a más de uno le ha sorprendido un invitado inesperado: el colesterol.
Tras el punto y final a la Navidad, toca recoger los adornos, guardar el confeti y recuperar poco a poco las rutinas. Y es que en la época navideña, éstas cambian y, todo hay que decirlo, podemos someter anuestro corazón a emociones y tensiones añadidas. Si a ello le sumamos los repetidos excesos alimenticios que se cometen durante las fiestas (comidas con mas grasas y calorías, incremento del consumo de alcohol), pueden generar un aumento en los niveles de colesterol, con el consiguiente riesgo que esta situación genera. Por este motivo, la Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda la importancia de retomar cuanto antes los buenos hábitos.

Dieta cardiosaludable, tu mejor aliada.

“Tenemos que ser conscientes de que ha llegado el momento de acabar con las comidas sin fin y de volver a un estilo de vida que nos ayude a reducir el riesgo cardiovascular y a sentirnos mejor durante todo el año.” Apunta el Dr. Leandro Plaza. Llega el momento, por lo tanto, de volver a disfrutar de una alimentación cardiosaludable y unos correctos hábitos de vida, que incluyan la práctica de ejercicio físico, el abandono de los hábitos nocivos y el control del estrés. Todo ello nos ayudará en nuestra cruzada contra el exceso de colesterol. Y no debemos olvidar dormir las horas suficientes y el regreso a una pauta nutricional mediterránea.

Pero, ¿qué se esconde tras una dieta cardiosaludable? Lo primero que tienes que tener en cuenta es que debe siempre contemplar la incorporación de alimentos bajos en grasas saturadas, colesterol y sodio, y ricos en fibra y ácidos grasos esenciales: frutas, verduras, cereales integrales, lácteos desnatados, frutos secos, carnes magras y pescado azul.

Te ayudaran en la lucha contra el colesterol…

-El aceite de oliva, contienen principalmente ácidos grasos monoinsaturados, un tipo de grasa cardiosaludable que ayuda a disminuir el colesterol.

-La vitamina C, es antioxidante, combate los radicales libres y tiene un papel protector en las enfermedades cardiovasculares.

-Los lácteos reductores de colesterol, contienen esteroles vegetales que también ayudan a reducirlo.

-Las nueces y los frutos secos son ricos en fibras, vitaminas, minerales y antioxidantes, ayudan a prevenir numerosas enfermedades y a reducir el colesterol.

-El pescado azul (atún, bonito, boquerón, caballa, jurel, palometa, salmón, sardina, etc.) contiene un tipo de grasa cardiosaludable, los ácidos omega 3 y ayudan a bajar los niveles de colesterol en sandre.

-Ademas de la dieta es importante realizar actividad física moderada (caminar 30-40 minutos diarios por ejemplo) mantener una correcta hidratación y un buen descanso, y evitar el consumo de alcohol y el tabaquismo.

LunchandDinner está contigo, en esta operación retorno a las buenas costumbres; pero sin por ello tener que sufrir. Nuestros Chefs te proponen un amplio abanico de platos apetitosos, con materias primas de primera calidad, sanos, y cocinados “a la antigua”.

Para que no te “pese” la vuelta a la normalidad, L&D .