Llegamos al final del primer objetivo de nuestro blog: crear una base sana y sólida que seguir en nuestra alimentación diaria. Con ella, estaremos más que preparados para empezar a construir una verdadera dieta sana diaria. Pero no es el fin, sólo el principio. Comenzaremos a rodar a partir del próximo jueves en la construcción de la tan comentada «Dieta Lunch&Dinner», con el objetivo de proporcionarte lo que más te gusta y todo lo que necesitas, de forma equilibrada y con la comodidad de tenerlo todo en tu tienda L&D más cercana.

Completamos las «Siete claves para saber comer» del Código de la Comida Sana. Analizando la sexta de ellas: Límpiate con fibra. Y rematamos con la séptima y última: Abono de energía y juventud. Además, como cada semana, os proponemos una dieta de adelgazamiento. Hoy os enseñamos la «Dieta Depurativa». Una dieta ideal para perder peso a la vez que renovamos nuestro organismo. Con esta dieta eliminarás las toxinas de forma rápida y eficaz a través de la depuración y la eliminación de líquidos.

¿Preparados? Ahí vamos…

freunde

LIMPIATE CON FIBRA

El descubrimiento de la fibra como nutriente de primerísima magnitud revolucionó los conceptos clásicos de la nutrición: preocupados solamente por lo que alimentaba, no se concedía importancia a la función de limpieza que también debe tener la comida diaria. Con el refinamiento de los cereales y la invasión de tanto producto elaborado, el ser humano de los países desarrollados fue abandonando la forma natural de alimentarse, rica en productos vegetales, y el resultado catastrófico fue la disminución drástica de la fibra, con el consiguiente aumento de muchas enfermedades.

fibraPorque la fibra, compuesta por trozos de alimentos que no tenemos capacidad para digerir ni por tanto para asimilar, pasa a través del aparato digestivo, como esponja limpiadora, arrastrando y eliminando de nuestro organismo las sustancias nocivas más diversas.

Debes comer a diario cereales integrales, legumbres, frutas, verduras y frutos secos, porque en estos cinco magníficos grupos de alimentos se encuentra el tesoro de la fibra; no hacerlo es anticuado, y demuestra poco conocimiento de las leyes naturales.

Una ración diaria de fibra es un seguro de salud. Son múltiples las enfermedades que se pueden evitar, disminuir y controlar con una dieta alta en fibra: desde el cáncer a la arteriosclerosis, pasando por la diabetes y el estreñimiento, la nueva plaga de este siglo. Y aún tiene otros beneficios: hace que nos saciemos antes, aumenta el volumen de los platos, aligera la digestión y no aporta calorías.

ABONO DE ENERGÍA Y JUVENTUD

Porque lo pequeño es hermoso, también en lo más pequeño está el secreto de la vitalidad. Forman la séptima clave de este «Código para comer con salud». Son los minerales: calcio, hierro, zinc, yodo, selenio…, tantos y tan variados como existen en la Naturaleza.

De algunos conocemos su vitales funciones, es el caso del hierro: sin él no llega oxígeno a las células, nos asfixiamos, falta la vida… De otros aún estamos descubriendo su importancia.

mineralesLos huesos, las glándulas, la sangre, todo el organismo necesita minerales para mantenerse, funcionar y vivir. Sí, la carencia de minerales apenas insignificantes llamados oligoelementos (oligo= pequeño), como por ejemplo el selenio, puede ser un factor de riesgo para el cáncer, así de grave. Cuántos estados de malestar, de bajo tono vital, no justificados por una enfermedad, se deben a sus carencias.

En nutrición, como en la vida, hay que aprender a darle también aprecio a lo más humilde: el perejil y el mejillón, sencillos y baratos; los frutos secos, tan clásicos…, porque nos llenan de minerales nuestros depósitos orgánicos. Una alimentación variada garantiza todo este abonado. Y luego está nada menos que el calcio, el mineral más importante, el más vital; sin él se para el corazón y no funciona el cerebro. Por eso la naturaleza nos puso su gran reserva en los huesos, que es necesario mantener jóvenes y fuertes para evitar el declive de todo el organismo.

Pero no podemos, año tras año, vivir de rentas, gastando el calcio de nuestros huesos, porque este fondo se acabaría, y con él la salud y la calidad de vida. Necesitamos hacer un ingreso, una aportación diaria de este importante mineral, y para eso tienes los productos lácteos. Ésta es, por último, otra clave fundamental para saber comer.

El soporte de tus huesos son los lácteos. Ningún sector del ámbito agroalimentario fue tan creativo y tan saludablemente servicial como el de la leche. De cien formas la encontramos: fresca, cuajada, envasada, en polvo o mantequilla, queso, yogur y requesón. Es una mina de salud al alcance de todos los gustos y bolsillos.

LA DIETA DEPURATIVA

Descubrimos hoy una dieta ideal para perder peso y renovar el organismo al mismo tiempo. Eliminarás toxinas de forma rápida, a través de la depuración y la eliminación de líquidos. Esta dieta implica seguir un régimen especial dos días a la semana durante un mes, y completar el resto de la semana con una dieta de mantenimiento que ayudará a estabilizar el organismo. El tiempo estimado de duración es de un mes al final del cuál puedes haber perdido hasta 4 kilos.

Sus principal propiedad se encuentra en una pérdida de peso progresiva, de modo que el cuerpo asimila mejor el cambio y resulta más difícil volver a recuperar los kilos perdidos, y el gran beneficio que5 canales de depuracion tiene es limpiar a la vez el aparato digestivo. Ten en cuenta que al empezar la dieta puedes sentir algún tipo de malestar como por ejemplo mareos, náuseas, un leve dolor de cabeza… Estos efectos son normales y no deben preocuparte puesto que significa que el cuerpo está depurando. El tiempo estimado para realizar esta dieta es de un mes. Acabado este período se deben recuperar los hábitos alimenticios habituales siempre que se basen en un menú sano y equilibrado que nos permita mantener el peso conseguido.

Indicaciones importantes:

1. No tomar café ni bebidas alcohólicas durante la realización de la dieta.

2. Es recomendable tomar al menos dos litros de agua al día.

3. Realiza tus desayunos y almuerzos a base de integrales y frutas frescas.

4. Sustituye el azúcar blanco por el moreno o la miel.

5. No olvides tomar al menos una infusión depurativa al día para estimular la función renal y favorecer la eliminación de líquidos.

Menú para realizar dos días a la semana

Comida:

  • Puré de verduras o ensalada variada;
  • 1 taza de infusión depurativa;
  • 1 taza de caldo;
  • 200gr de queso fresco, requesón o yogur desnatado.

Cena: 

  • Puré de verduras o ensalada variada;
  • 1 taza de caldo;
  • 200 gr. de fruta fresca.


Menú para el resto de la semana


Aquí te ofrecemos un conjunto de platos que te ayudarán a configurar el menú a seguir durante el resto de la semana. Se trata de alimentos ligeros y variados que deberás combinar para cada comida en 2 platos y postres.
  • Verduras: (ensaladas o cocidas) lechuga, endivia, espárragos, tomates, pepino, apio, cebolla, berro, pimiento, calabacín, ajo, judías verdes, perejil, col, alcachofas, espinacas y acelgas.
  • Carnes: (1 ración al día) pollo, pavo, ternera o conejo.
  • Pescados: (1 ración al día) lenguado, rape, merluza, gallo, bacalao, calamar, sepia, atún y boquerón.
  • Frutas: (2 o 3 piezas al día) piña, manzana., melón, naranja, pera, pomelo, fresones y fresas.
  • Lácteos: (3 raciones al día) queso fresco, yogur y leche.
  • Legumbres: (1 o 2 raciones a la semana) lentejas, garbanzos, alubias y soja.
  • Huevos: (2 a la semana) revueltos, duros, pasados por agua, en tortilla a la francesa.
  • Bebidas: agua, zumos, licuados, infusiones y vino (máximo 2 copas al día).


Desayunos y meriendas

  • Desayunos: procura desayunar a base de frutas, zumos e integrales. El café mejor que sea descafeinado y la leche siempre desnatada.
  • Meriendas: Prepárate una infusión depurativa. Puedes tomar un yogur desnatado con cereales integrales, galletas también integrales o fruta fresca.

El próximo jueves comenzaremos a construir nuestra dieta Lunch&Dinner. !Hasta la próxima semana!