“¡Buff! ¡Qué calor por favor…!” Esta es, seguramente, la frase más repetida durante el verano. Esta, y la de “¿queda hielo?” Y es que con 37 grados diarios y una ola de calor aproximándose, el tiempo ha dejado de volverse loco para traernos de golpe lo que ya pensábamos que no venía: EL VERANO. Tradicionalmente, solemos salir con más quilos de él de los que teníamos al entrar, puesto que