Definitivamente, ha entrado el frío… ¡y de qué manera! En Madrid, desde dónde escribimos, tenemos mínimas de 4 grados y bajando. En el resto de la península, las temperaturas también han caído a plomo desde el último fin de semana, con sus más y sus menos según que región. Y claro, llegan los resfriados de temporada, los catarros y la dichosa gripe.

¿Pero podemos combatir estas enfermedades y malestares con nuestra dieta? La respuesta es sí. Hoy queremos enseñarte el importante papel que juega la alimentación en este asunto, que ya dice el dicho que es mejor prevenir que curar, y en Lunch&Dinner siempre nos preocupamos por la salud.

ALIMENTOS PARA PREVENIR Y DISMINUIR LA DURACIÓN DE LOS RESFRIADOS, CATARROS Y GRIPE

Dentro de una adecuada dieta equilibrada, alimentos con propiedades antioxidantes, antivirales y bactericidas, además de los ricos en vitaminas A, B, C y proteínas, pueden ayudar a prevenir y aliviar los síntomas, incluso reducir  su duración. Catarros, resfriados, infecciones respiratorias, gripe… causados por diferentes tipos de virus nos afectan especialmente durante el otoño e invierno, en el que el número de afectados crece de manera importante ( la gripe suele afectar entre el 5 y 15% de la población mundial). Infecciones que inciden en mayor medida en niños entre 5 y 14 años y personas que superan los 64 años.

resfriadoEs especialmente en los cambios bruscos de temperatura dónde más se dan y, por lo tanto, son los momentos en los que más alerta debemos ponernos. Existen muchas formas de prevención de contagio como la vacunación, lavarse las manos, o ventilar las habitaciones, así como diversos tratamientos farmacológicos, siempre previa consulta al médico, para disminuir sus molestos efectos. Pero, ¿qué papel juega aquello que comemos?

Los nutricionistas recomiendan ante todo llevar una dieta saludable y equilibrada que, sin duda, ayudará a nuestro organismo a estar más preparado para prevenir y combatir los síntomas en el caso de que cojamos un buen resfriado, por ejemplo. Pero, entre la gran variedad de alimentos que encontramos en los establecimientos, puestos a escoger, hay productos sencillos que podemos añadir a nuestro carro de la compra para tal objetivo.

Alimentos que nos ayudan a aumentar las defensas del organismo.

Es una función básica de nuestro organismo estar preparado para prevenir o afrontar una posible gripe. Los alimentos básicos que los expertos aconsejan integrar en la cesta de la compra para este fin van desde la cebolla y el ajo (la preparación de una sencilla sopa de ajo es ideal), que contienen propiedades antivirales y bactericidas, hasta alimentos con contenido en folato (Vitamina B9), por ejemplo, la remolacha, el brócoli o la Col de Bruselas. Pasando, además, por aquellos ricos en vitamina B, como los cereales integrales o las legumbres y platos de cuchara.

Y, ¿cuando tenemos el resfriado o la gripe encima?

Bien, en el caso de que estemos padeciendo los molestos síntomas de estas infecciones, podemos incluir en la cesta de la compra alimentos que contengan, sobre todo, propiedades antioxidantes, ya que permiten reducir las toxinas provocadas por la infección, fortalecer el sistema inmune y además, ayudar a reducir los síntomas y el tiempo del resfriado o la gripe.

naranjas_y_limones_cf22aba2f041f9855a4ab7c11Entre ellos, se aconseja consumir:

  • Alimentos ricos en vitamina C, como la naranja, los limones o los pomelos en cantidades siempre recomendadas, (como mínimo, cinco piezas de fruta y verdura al día).
  • Las verduras de hojas verdes oscuras como las coles o el brocoli,  contienen también esta vitamina. 
  • Los  productos ricos en vitamina A que es un buen antioxidante, como la zanahoria o productos de origen animal como el hígado. No nos olvidemos tampoco del pescado, la caballa contiene también un buen aporte de esta apreciada vitamina.

No hay que olvidarse de las proteínas y el agua

También es importante añadir alimentos ricos en proteínas, ya que el déficit de proteínas puede aumentar el riesgo de padecer infecciones. Entre este tipo de alimentos se pueden destacar frutos secos, legumbres o leche desnatada. Como no, la ingesta de líquidos es muy importante, beber mucha agua evita la deshidratación, ayuda a la eliminación de mucosidad y también a disminuir las toxinas. Este aporte en agua, puede también sustituirse o complementarse con zumos con propiedades antioxidantes como el de naranja o el de tomate.

Dieta equilibrada, también para hacer frente a los resfriados

La ingesta de estos alimentos es perfectamente extensible a todos los grupos poblacionales dentro de una dieta saludable y en cantidades equilibradas recomendadas en función del aporte calórico de cada alimento. Puedes consultar blogs anteriores de nuestra series «Dietas saludables» para configurar la tuya.

Incorporando algunos de estos sencillos alimentos a nuestra vida habitual,  siempre acorde a una dieta equilibrada, podemos reducir el número de días, los efectos y los síntomas catarrales o gripales.

Hasta la próxima, siempre con Lunch&Dinner.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *