Se acabaron las vacaciones y se acabó el verano (si alguien no se había enterado, ¡éste mismo martes pasado!). Se acabaron las tapitas continuas, el picoteo sin fin, los buffets, el descontrol de comidas y los helados de media tarde paseando por la playa… una alta cantidad de calorías que se han instalado en nuestro cuerpo haciendo que de media los españoles hayamos engordado entre 5 y 10 kilos. ¡Nada