mitos-falsos-dietasEn Lunch&Dinner te hemos dado una gran cantidad de dietas de adelgazamiento, que puedes consultar en blog anteriores. Dietas basadas en carbohidratos, dietas «light», dietas occidentales y orientales… Pero, al fin y al cabo, siempre nos referimos a «dietas» en el sentido amplio de la palabra, en su interpretación como una pauta de comida sana y saludable, no tan sólo dietas de adelgazamiento.

Pues bien, común a todas las dietas, sean de un tipo u otro, existen unos mitos que todo el mundo cree. Hoy vamos a desmontarlos.

A pesar de que cada vez nos cuidamos más, ya sea por lucir mejor cuerpo o por disfrutar de un buen estado de salud (física y mental), seguimos creyendo falsedades que se han extendido como verdades sobre ciertos alimentos. Un ejemplo ha sido la creencia acumulada durante años de que el pan era el culpable de que muchas personas engordaran, sin respaldo de ningún estudio científico. Otros son los siguientes:

 

No se deben juntar hidratos de carbono y proteínas en la misma comida

mitos-carbohidratos-proteinasÉste planteamiento no tiene sentido de base, pues muchos de los alimentos ya están formados por proteínas y grasas junto con hidratos de carbono. ¿Cómo separarlos de sí mismos? ¿Separamos alimentos que, en su propio interior, ya tienen esos nutrientes que deseamos separar? Como veis, no tiene mucho sentido. Lo importante no es mezclar, sino saber qué combinar y en qué medidas según el momento del día y nuestra actividad.

Además nuestro propio aparato digestivo es realmente eficaz a la hora de separar alimentos mezclados entre sí, gracias a la digestión, sin que ello suponga un esfuerzo extra. Simplemente, estamos programados para ello.

Los alimentos integrales no engordan

alimentos-integrales1Una cosa es que aumenten la sensación de saciedad, que es cierto, por la fibra que aportan. Y que además nos ayuden al tránsito intestinal con sus claros beneficios sobre la dieta y el peso. Pero afirmar que no engordan es del todo falso, ya que su composición es muy parecida al de los alimentos refinados, por lo que el número de calorías no difiere en demasía.

Dicho esto, seguimos animando a consumir fibra, ya que es realmente beneficiosa. Además  de lo anteriormente citado, la fibra deuce los niveles de glucosa, baja el colesterol y previene enfermedades.

 

Algunas frutas engordan

platanos-uvasLos plátanos y las uvas suelen estar proscritas en las dietas de adelgazamiento. La razón siempre es la misma: engordan. Buenos, pues éste es otro mito de las dietas.

Lo que pasa es, a parte de que tienen grandes beneficios para el organismo, hay frutas que aportan mucha más energía al organismo que otras. Por eso hay que tomar menos cantidad de ellas o saber cuándo debemos tomarlas. Un buen ejemplo es el plátano, que además de ser rico en potasio y en sabor, nos da gran energía y por ello deportistas como los tenistas suelen consumirla durante los partidos.

Estoy gordo porque retengo muchos líquidos

Ésta rase es algo demagógica, y todos la hemos oído alguna vez con firme convencimiento de quién la expresaba. La mayor parte del peso sobrante viene dado siempre por un exceso de grasa corporal y no de agua. ¿Es cierto que retener líquidos nos hace un poco más gordos? Por supuesto, sobre todo visualmente, ya que nos «hincha», pero no repercute de manera tan determinante en el peso.

Por eso siempre es fundamentatl aseorarse con un especialista en diuréticos antes de consumirlos de forma normal e indiscriminada.

Hasta la semana que viene, siempre, con Lunch&Dinner.