Este año hemos entrado en verano a lo espartano, sin medias tintas y con un calor insoportable desde la última semana de Junio. Tiempo de terrazas, de cañas, de helados, de chiringuitos de playa y paellas con amigos… Lo que se traduce en sonrisas y, por supuesto, más Kilocalorías y menos ejercicio físico. Todo esto, parece incompatible con llevar una dieta sana y mantener a raya nuestro peso ¿verdad? Y