¡Llega el otoño! Las hojas caen, la humedad empieza a inundar el aire los día de lluvia que se intercalan con los soleados. Nuestro armario se transforma en un periplo entre el calor y el frío del que a menudo no sabemos bien qué elegir. Y en pocos días hasta cambiamos la hora. Es normal que las necesidades nutricionales de una persona también cambien junto a la estación. El otoño y el invierno, marcados por días más cortos y grados en el termómetro más bajos, nada tienen que ver con la primavera y el verano. ¿Qué consejos de nutrición son saludables en esta época del año?

100096014.jpg.rendition.largest.jpg1. La jornada laboral es intensa y es necesario tener energía física y emocional para poder hacer frente a todas las gestiones con un estado de ánimo regular. La alimentación influye de forma directa en la forma en la que una persona se siente. Es muy saludable comenzar la jornada con un buen desayuno y disfrutar con calma del mismo durante un tiempo de 15-20 minutos. No comiences el día con prisa.

2. En otoño e invierno, también es recomendable apostar por unos hábitos de alimentación saludable para poder prevenir posibles resfriados de invierno. En ese caso, la vitamina C es esencial en una dieta saludable puesto que potencia las defensas.

Los alimentos ricos en vitamina A son beneficiosos para evitar la resequedad de la piel del rostro. También son muy saludables para prevenir el efecto de los labios agrietados.

3. También puedes integrar en tu dieta pequeñas cantidades de frutos secos que aportan un plus de energía.

4. En ocasiones, durante el invierno, existen personas que reducen la ingesta de líquidos respecto del verano. Sin embargo, es muy recomendable tomar líquidos de una forma regular a lo largo del día. Puedes reforzar la ingesta de líquidos incluyendo en tu dieta más sopas.

vitaminad5. La Vitamina D es muy importante para gozar de bienestar físico y mental. Por ello, a pesar de las bajas temperaturas, es tan saludable reforzar los planes al aire libre en contacto con la naturaleza también durante estos meses. Además, un estilo de vida saludable no solo integra la alimentación adecuada como un pilar básico del bienestar sino que también, es fundamental realizar deporte y ejercicio físico.

También es esencial integrar la vitamina D en la alimentación a través de alimentos como la acelga y las espinacas.

6. Es muy saludable mantener unos horarios de alimentación regular y apostar por una cena ligera. Integra en tu dieta las frutas y verduras de la temporada. Las frutas que puedes saborear durante esta estación son: la naranja que puedes tomar también en zumo, la manzana, la mandarina, la pera y el plátano. La mayoría de las frutas de temporada tienen una riqueza nutritiva muy beneficiosa para aportar un plus de energía en los meses del frío.

300px-2006-11-16Castanea_sativa037. La castaña es uno de los alimentos más consumidos durante el otoño e invierno. Las castañas son ricas en hidratos de carbono y bajas en grasa.

El otoño es una época del año fantástica. Disfruta de una alimentación saludable y cuida de ti. Hasta la próxima, siempre, con Lunch&Dinner.