Hoy vamos a aprovechar la ocasión para hablar de un tema del que poco se suele poner el foco, pero que afecta a millones de personas en todo el planeta. Se trata de la diabetes. Y es que el pasado 7 de abril se celebró un año más el Día Mundial de la Salud, y este 2016, la Organización Mundial de la Salud (OMS) quiso poner el foco de atención en esta enfermedad cuya prevalencia va en aumento y está llegando a cifras muy preocupantes.

En 2008 unos 347 millones de personas en todo el mundo tenían diabetes y en 2012, esta enfermedad fue la causa directa de unos 1,5 millones de muertes, de las que más del 80% se produjeron en países de ingresos bajos y medianos. En 2030 se prevé que sea la séptima causa de muerte… Sobran los motivos para luchar contra ella y concienciarnos.


insulina¿Sabías que una gran proporción de los casos de diabetes se podrían prevenir o retrasar si tuviéramos un estilo de vida saludable?
Que pasa sobre todo por el mantenimiento de un peso idóneo, la realización de actividad física periódica y seguir una dieta sana.

Entremos en materia… ¿qué es la diabetes? Se trata de una enfermedad crónica que se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no puede utilizar eficazmente la insulina que produce. La insulina, una hormona que regula el azúcar (glucosa) en la sangre, es la encargada de transportar este azúcar a nuestras células y convertirlo en energía para el organismo. Si no puede llegar a las células para convertirlo en energía, el azúcar se acumula en la sangre hasta alcanzar niveles perjudiciales.

Existen dos formas principales de diabetes. Las personas con diabetes de tipo 1 generalmente no producen insulina, por lo que necesitan inyecciones de insulina para sobrevivir. Es el tipo de diabetes menos frecuente pero el más grave y suele iniciarse en la niñez por la destrucción de las células del páncreas que producen la insulina. Las personas con diabetes de tipo 2, que representan el 90% de los casos, suelen producir su propia insulina, pero la cantidad es insuficiente o no la pueden utilizar apropiadamente. En el caso de la diabetes tipo 2, suele originarse en personas ya adultas que tienen, por lo general, sobrepeso y son sedentarias, dos circunstancias que aumentan sus necesidades de insulina.

Con el tiempo, la hiperglucemia (los niveles elevados de glucosa en sangre) puede poner en peligro a todos los órganos principales del cuerpo y provocar ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, neuropatías, insuficiencia renal, ceguera, impotencia e infecciones que pueden necesitar amputación.

Efectos-Prevención-Y-Cuidados-De-La-Diabetes-Infografía

En nuestra búsqueda de información sobre la diabetes, hemos recuperado un fragmento del libro La ciencia de la salud del doctor Valentí Fuster en el que habla sobre esta enfermedad. En él, el cardiólogo advierte de la importancia de realizarse análisis del nivel de la glucosa en sangre a partir de los 45 años y repetirlos cada tres años para poder detectar tan pronto como sea posible cualquier caso de diabetes y tomar medidas antes de que esta no haya ocasionado estragos en las arterias.

En el caso de la diabetes tipo 1, es necesario recorrer a inyecciones de insulina des del principio. En la diabetes tipo 2, en cambio, cuando el páncreas aun segrega insulina pero esta insulina no consigue dominar la glucosa de la sangre, lo primero que se plantea es que la persona intente perder peso. Con ello, se pretende reducir la cantidad de grasa acumulada en el abdomen, responsable de producir sustancias que interfieren en la acción de la insulina. Es decir, se intenta que la insulina recupere su capacidad de regular los niveles de glucosa. Yo lo desconocía por completo, pero resulta que, en esta fase, la diabetes aun puede ser reversible.

De ahí la importancia del diagnóstico precoz y de que los pacientes sean estrictos con la dieta, porque si no controlan la enfermedad al principio, cuando aun están a tiempo, después los daños pueden ser irreparables.

Desde Lunch&Dinner nos unimos a esta campañade la OMS para prevención de la diabetes y desde este blog de alimentación y saludnutrición y vida sana intentaremos seguir aportando nuestro granito de arena para difundir hábitos de vida saludable para toda la familia.

Un saludo y hasta la próxima, siempre, con Lunch&Dinner.