¡Buenos días! Hoy en Lunch&Dinner estamos casi de celebración, y es que ya no queda nada para el Día de la Madre. Este domingo celebramos una fecha dedicada a esas mujeres que más se preocupan por nosotros, las que nos han cuidado cuando hemos estado enfermos, sufren con nuestros fracasos, se alegran con nuestros éxitos y siempre están ahí para cualquier cosa. Ese gran trabajo que es ser madre, bien se merece una buena recompensa, ¿verdad? Y si queremos llegar a darles de lleno en su corazón, ¿por qué no hacerlo llegando primero a su estómago? Aquí tenéis 5 ideas de regalos de lo más originales donde la comida es la protagonista.

Al amanecer llévale un desayuno lleno de cariño

Pon el despertador media hora antes de que ella se levante, trata de hacer el menor ruido posible y prepara una bandeja con todos los detalles que le puedan gustar para empezar bien su día: unos huevos revueltos, un plato con su marca de galletas favorita, ese café premium que tanto le gusta… Unas flores bonitas para rematar la presentación y el domingo no podrá haber empezado de mejor manera.

Vete con ella de Picnic

El buen tiempo ya se está incorporando y la primavera es perfecta para dar un paseo por la playa o el campo. Un picnic de lo más lucido puede ser una tarea sencilla. Hay muchas opciones y productos que nos facilitan esta tarea (comida preparada de Lunch&Dinner, por ejemplo, perfecta para llevar dónde quieras…).

Incluso la propia cesta de picnic puede ser el mejor regalo. Te animamos a llenarla de todos esos productos gourmet o de calidad que a tu madre le gustan: un buen paté, una botella de vino de su gusto…

Su bebida favorita para el aperitivo…

Llega el momento del aperitivo de domingo. ¿Qué tal si cambiamos el mosto o vermú de siempre por una bebida especial para la ocasión? Sorprende a tu madre con una bebida dedicada a ella y sólo para ella. Y si lo tuyo no es darle a la coctelera, afortunadamente, hoy en día tienes en el mercado múltiples opciones de combinados ya preparados, como mojitos, piñas coladas o las clásicas sangrías. De tu mano quedará sólo presentarla como ella se merece.

“Hoy no cocinas tú, mamá”

Las madres siempre han sido las perfectas anfitrionas de todas las fiestas. Pero, reconozcámoslo, siempre se llevan el trabajo duro y poco es el disfrute que tienen de las celebraciones. Así que, ¿por qué no apartarlas un día de los fogones y de las tareas de organización, y hacemos que por un día sean las auténticas protagonistas? Animaros a desempolvar el recetario que tenéis en vuestra estantería y sorprende a tu madre con un banquete en condiciones.

Y no nos valen excusas del tipo “es que a la mía no nos deja cocinar” o “ella disfruta mucho organizándolo todo”. Y un último detalle… no vale sólo con cocinar, los platos no se limpian solos…

La comida no es completa sin su postre preferido

Ya que  hemos desempolvado nuestro recetario, acuérdate de preparar ese postre preferido de tu madre. Anota en tu lista de la compra todos los ingredientes necesarios, y llena tu carrito con lo mejor para preparar tartasharinas especiales para repostería, levadura o bicarbonato sódico, ese chocolate fondant perfecto para la cobertura…  O bien acércate a una de nuestras tiendas y llévatelo hecho, son caseros 100% y con un poquito de decoración no sabrá que lo has comprado. 

Ya veis que no hace falta demasiado presupuesto para hacer que nuestras madres disfruten a tope, al menos un día al año. Y bien se lo merecen, por los 364 días restantes donde son ellas las que se encargan de cuidarnos a nosotros. Vamos, ¡a sorprenderlas!

Hasta la próxima semana, siempre, con Lunch&Dinner.