Ya está aquí la noche más corta del año, la «Noche de San Juan». Una cita mágica para celebrar con amigos en la playa o dónde «nos encontremos», porque al final sigue siendo una excusa perfecta para sentir que por fin el verano ha llegado y es tiempo de disfrutar. 

Tradicionalmente, su significado vinculado al encendido de hogueras o fuegos sobre los que saltamos como ritual para atraer fortuna y buena suerte está más extendido en el Mediterráneo. En Madrid y sus alrededores, aunque no se celebre tanto, también es una buena ocasión para festejar esta fecha como comienzo del verano y disfrutar de una cena al aire libre. Hoy queremos darte ideas seleccionando una serie de platos sencillos y que se pueden servir fríos. Si consigues repartir responsabilidades y que otros se encarguen de traer la bebida o los postres, es fácil triunfar y poder disfrutar de esta mágica noche. No te preocupes si sobra algo, seguramente durante la noche -o al volver a casa- habrá quien agradezca una tortilla de patata o los últimos canapés que nadie se comió, un clásico.

APERITIVOS Y ENTRANTES

6a00d8341bfb1653ef017d3fdfadc3970c-550wi

Algo clásico y que no puede faltar en toda cena fría que se precie son las aceitunas; una combinación de manzanilla, negras, rellenas de anchoa y gordal no te dejarán indiferente. Además puedes prepararlas con mucho tiempo de antelación y despreocuparte por completo.

Pero nuestra propuesta para los entrantes son los «dips». Tienen muchas ventajas ya que para la presentación solo hay que buscar un bol con estilo y acompañar de diferentes panes y crudités para que cada uno se vaya sirviendo. Para un toque exótico y que siempre gusta apostamos por el humus y tzatziki (yogurt griego y pepino). También podemos darle un aire internacional con ceviche de lubina, pulpo y aguacate, acompañados de pisco (bebida tradicional peruana).

 

PLATOS PRINCIPALES

6a00d8341bfb1653ef017c324b9f5e970b-550wi

Estamos en verano, el calor aprieta y las comidas han de ser ligeras si queremos mantenernos vitales. Pero que no sea recomendable poner platos contundentes no quiere decir que no podamos preparar principales sabrosos, sobre todo en una noche mágica con la de San Juan. Un tartar de atún con remolacha servido con tostadas redondas es una opción con la que triunfar. Para los vegetarianos una buena idea es la escalivada y atrevidas ensaladas con mezclas sugerentes.

Si quieres algo más cool pero tradicional, te recomendamos una medalla de foie con huevo, que puedes guardar en el frigorífico para darle un toque final de calor justo antes de servir. Para acabar, algo de carne como un lomo frío con pimentón.

 

POSTRES Y BEBIDAS

6a00d8341bfb1653ef016304d94e54970d-550wi

Algo fresquito y diferente para continuar la velada es un limoncello. De todas formas en este capítulo las opciones son infinitas y además es muy fácil combinar. Lo mejor es que cada uno comente sus preferencias y os pongáis de acuerdo para elegir.

Pero de postre tenemos que apostar por la tradición catalana con la coca de San Juan. Otras opciones más modernas es un flan de dulce de leche que puedes servir en tarrinas pequeñas, o un pastel de queso sin horno con frutas de temporada. Si eres chocolatero, brochetas de frutas variadas o un coulant, nunca falla

¿Y después? Pues ya solo queda salir a celebrar la noche y si puedes saltar en alguna hoguera, pedir todos los deseos que quieras. ¡A disfrutar! Y hasta la próxima semana, siempre con Lunch&Dinner.