El calor sigue apretando, especialmente esta tercera semana de julio que nos está poniendo a prueba. El ejercicio físico con altas temperaturas no es recomendable, al menos hasta caer el sol que achicharra y deshidrata más de la cuenta. Por eso debemos tener especial atención con las dietas y consejos de veraniegos para adelgazar.

No te creas a “pies juntillas todos los mitos que circulan sobre la alimentación. Hoy desmontamos algunas falsas creencias en torno a la comida que te van a sorprender, cosas que has escuchado toda la vida pero son erróneas.

El-pan-no-engordaEL PAN ENGORDA. ¡Falso! El pan es rico en hidratos de carbono, que constituyen la base de la dieta mediterránea. Lo que aumenta las calorías del pan suele ser lo que acompaña: mermeladas, mantequillas, salsas, embutidos… Lo que nos engorda es comer más de lo que gastamos, por ello es importante acompañar la dieta con ejercicio físico.

LA FRUTA DE POSTRE ENGORDA. ¡Falso! La fruta aporta las mismas calorías antes o después de las comidas. Aunque sí es cierto que, gracias a su contenido en fibra y agua, tomar fruta antes de la comida produce un efecto saciante. Por último, recuerda que una dieta sana y equilibrada debe incluir al menos 3 piezas de fruta al día. Y si te da pereza pelar y cortar la fruta, recuerda que en Lunch&Dinner tenemos fruta fresca cortada lista para tomar, ¡una buena solución!

EL AGUA EN LAS COMIDAS ENGORDA. ¡Falso! El agua es un alimento acalórico y, por tanto, no engorda tanto si se toma antes como durante o después de las comidas. Sí produce un efecto saciante al ser ingerida antes de las comidas, por lo que se recomienda en dietas de adelgazamiento. Hay que beber entre 1,5 y 2 litros diarios.

SALTARSE UNA COMIDA ADELGAZA. ¡Falso! Lejos de ayudarnos a perder peso, se trata de un mal hábito que nos perjudica. Los especialistas aconsejan realizar 5 ingestas diarias (desayuno,media mañana, comida, merienda y cena). De esta manera, activamos nuestro metabolismo y evitamos la ansiedad de llegar con hambre a las siguientes comidas. Lo mejor, planificarte las comidas y cenas; ya sabes que tenemos más de 70 platos diferentes y sanos para no cocinar, aprovéchalo.

MEZCLAR HIDRATOS Y PROTEÍNAS ENGORDA. ¡Falso! Seguro que has oído hablar de las dietas disociadas, que consisten en no mezclar en la misma comida alimentos ricos en hidratos de carbono (cereales, pasta, patatas…) con alimentos proteicos (carne, pescado, huevos…). Este tipo de dietas se basan en la creencia de que el aumento de peso es consecuencia de una mala digestión por combinar estos dos grupos de alimentos. Sin embargo, los especialistas en nutrición nos advierten de que esto no tiene ningún fundamento científico, dado que los alimentos son una mezcla de nutrientes.

LO LIGHT ADELGAZA. ¡Falso! No se debe olvidar que un producto light es aquel que contiene menos calorías (un 30% como mínimo) que su versión no light; lo que no significa que se pueda abusar de ellos porque, en algunos casos, siguen teniendo muchas calorías (por ejemplo, patatas fritas de bolsa).

LOS PRODUCTOS INTEGRALES ADELGAZAN. ¡Falso! Las harinas y cereales integrales tienen prácticamente las mismas calorías que los productos refinados. La diferencia es que los alimentos integrales tienen mayor contenido de fibras y minerales, más aconsejables. Por eso en Lunch&Dinner tenemos panes integrales y productos 100% naturales.

LOS ALIMENTOS CON GRASAS VEGETALES SON MÁS SANOS. ¡Falso! Muchos productos indican en sus etiquetas que contienen “grasas o aceites vegetales”. Esto puede confundir al consumidor porque se asocian con grasas que tienen algún beneficio para la salud, por ejemplo, aceite de oliva o de girasol. Sin embargo, la mayoría contienen grasas saturadas procedentes del aceite de coco y de palma –que alteran la salud cardiovascular-.

Hasta la próxima, siempre, con Lunch&Dinner.