Todos hemos crecido escuchando ciertas afirmaciones sobre alimentos que, en la mayoría de los casos, sólo encierran parte de verdad pero tienen más argumentario por razones sociales de la época que por un motivo médico o nutricional real. Hoy queremos desmontar algunos bastante comunes y extendidos. Todos recordamos cuando, siendo aún adolescentes, nos manteníamos alejados del chocolate porque se suponía que causaba acné y era lo último que queríamos en esos años jóvenes